¿Cómo superar el síndrome del nido vacío?

El síndrome del nido vacío se presenta cuando los hijos comienzan a dejar el hogar. 

Los padres lo experimentamos cuando los hijos se marchan definitivamente de casa a vivir su independencia.

Salir de casa puede ser un cambio drástico, pero es necesario para que nuestros descendientes formen sus propias vidas.

Ya sea para los hijos o para los padres, las separaciones tienden a ser muy emotivas. La soledad y nostalgia son algunos de los principales sentimientos que ocasiona el síndrome del nido vacío.

Estas emociones, normales y frecuentes en las familias, suelen ser pasajeras y se van diluyendo con el tiempo.

Hacer más cosas juntos y disfrutar de estos nuevos momentos de intimidad en el hogar

Además, estos sentimientos se mezclan con otros positivos, como por ejemplo el orgullo de que su hijo estudie, se haga mayor y comience a vivir nuevas experiencias.

Preparándonos para superar el síndrome del nido vacío

Los hijos son una gran fuente de satisfacción y los padres debemos aceptar su derecho a tener vida propia.

Los expertos señalan que estas situaciones deben contribuir a incrementar la comunicación entre la pareja.

Preparándonos para superar el síndrome del nido vacío

Volver a ser amigos, retomar los momentos íntimos, revivir la sexualidad, compartir actividades comunes como pasear, ir al cine, practicar un deporte, o simplemente conversar son unas de las opciones que recomiendan.

Aunque se eche de menos al hijo que se fue, el cambio en casa puede ser positivo.

Los padres tendrán más tiempo disponible que puede emplearse en el trabajo, las tareas del hogar y el descanso.

Si tienes más hijos, es muy conveniente fomentar que los hermanos mantengan el contacto entre ellos, ya sea mediante la tecnología o las visitas.

Los avances tecnológicos y el tiempo son los mejores aliados para la aceptación de la decisión tomada por nuestros hijos.

Visita a tus hijos cuando tengas la necesidad de verlos, llámalos cuando cumplan año o envíales algún obsequio

Aprovechemos las conversaciones telefónicas para decirle cosas positivas y demostrara que se le extraña y quiere.

No hay que olvidar que el síndrome del nido vacío tiene una duración limitada.

El paso del tiempo irá atenuando las emociones negativas y la distancia puede, incluso, mejorar la calidad de la relación.

EME de mujer

No Comments Yet

Leave a Reply

Your email address will not be published.

A %d blogueros les gusta esto: